En mayo de 2014, Carlos Bertomeu, fundador y consejero delegado de Air Nostrum desde sus comienzos, se convirtió en presidente y accionista mayoritario de la compañía tras concluir el proceso de ampliación de capital. En el accionariado le acompañan Antonio Pellicer y José Remohí, fundadores del IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad) a título personal y a través de sus sociedades patrimoniales; la familia Serratosa —fundadora de Air Nostrum en 1994— mediante Nefinsa-Pool de Activos S.L.; el Banco Zeiss y un grupo de directivos de la aerolínea.